Los cuentos y el conflicto existencial

cuentos_infantiles1Extracto de Psicoanálisis de los cuentos de hadas, Bruno Bettelheim

Muchos padres y madres están convencidos de que los niños y niñas deberían presenciar solo la realidad consciente o las imágenes agradables y que colman sus deseos, o sea solo el lado bueno de la vida.

Pero ese mundo de una sola cara nutre a la mente de modo parcialmente, pues la vida real no es siempre agradable.

Está muy extendida la negativa a dejar que los niños sepan que el origen de que muchas cosas vayan mal en la vida se debe a nuestra propia naturaleza agresiva, asocial o interesada. Por el contrario, queremos que crean que los hombres son buenos por naturaleza. Pero los niños saben que ellos no siempre son buenos y a menudo cuando lo son, una parte de ellos preferirían no serlo. Esta experiencia del niño contradice lo que sus padres afirman, y por ello el niño se ve como un monstruo.

Los cuentos transmiten a los niños que las luchas contra las dificultades de la vida son inevitables, es parte intrínseca de la vida humana; pero si no se huye, sino que se enfrenta a las privaciones inesperadas, se llega a dominar los obstáculos y a ser victorioso.

cuentos_infantiles3Los cuentos suelen plantear, de modo breve y conciso, un problema existencial. Esto permite al niño atacar los problemas en su forma esencial, cuando su complejidad le pueda estar confundiendo las cosas. El cuento simplifica cualquier situación. Prácticamente en todos los cuentos el mal está presente, al igual que la bondad. Tanto si el bien como el mal toman cuerpo y vida en determinados personajes y en sus acciones, del mismo modo están presentes en la vida real. Esta dualidad plantea un problema moral y exige una batalla para lograr resolverlo.

Los cuentos de hadas no son ambivalente, no son buenos y malos al mismo tiempo, como somos todos en realidad. La polarización domina la mente del niño y por eso es interesante que esté en los cuento. Una personaje es bueno o malo, pero nunca ambas cosas a la vez. Un hermano es tonto y el otro listo. Al presentarle al niño caracteres totalmente opuesto, se le ayuda a comprender más fácilmente la diferencia entre ambos, cosa que no podría hacer si todos los personajes representaran fielmente la realidad, con todas las complejidades que caracterizan a los seres reales.

Además las elecciones de un niño se basan más en quien le provoca sus simpatías o antipatías que en lo que está bien o mal. Cuando más simple y más honrado es un personaje, más fácil le resulta a un niño identificarse con él y rechazar al malo.

Para el niño la pregunta no es ¿quiero ser bueno? sino ¿a quién quiero parecerme?. Decide esto sin darse cuenta al proyectarse a sí mismo con uno de los personajes, si este resulta ser buena persona, entonces el niño decide que quiere ser bueno.

Los cuentos se toman muy en serio estos problemas existenciales y hacen hincapié en ellas directamente: la necesidad de ser amado y el temor a que se crea que uno es despreciable; el amor a la vida y el miedo a la muerte. Historias que están al alcance del nivel de comprensión del niño.

Cuando un niño se siente implicado con un determinado personaje, esto se da de un modo inconsciente para él así que es mejor no hacerle comentarios ni “interpretarle” sus pensamientos. Hay que esperar a que el niño quiera ir compartiéndolos. En los cuentos siempre se sugiere cómo se pueden resolver los conflictos internos, pero de un modo sutil, sencillo. Esto impide que incluso el niño más pequeño se sienta impulsado a actuar de una determinada manera; la historia nunca hará que el niño se sienta inferior.

El cuento del genio de la lámpara mágica

cuentos_infantilesEsta historia está llena de mensajes ocultos. Un aspecto muy importante es el de cómo el genio llega a ser tan despiadado como para querer acabar con la persona que lo libera. Otro es el de que aunque se pase por tres tentativas que fracasan, el final se ve recompensado el cuarto intento.

De acuerdo a la moral de los adultos, cuanto más dura un cautiverio, más agradecido debe estar el prisionero con su liberador. Pero no es así como el genio lo describe y hallándose confinado en la lámpara durante los primeros cien años, dice: – me dije a mí mismo, “haré rico a quienquiera que me libere”. Pero transcurrió el siglo entero, y como nadie vino a liberarme entré en el segundo centenar diciendo “revelaré todos los tesoros ocultos de la tierra a quienquiera que me rescate”. Pero nadie me puso en libertad, y así transcurrieron cuatrocientos años. Entonces me dije, “colmaré tres deseos a quienquiera que me rescate”. Sin embargo nadie me liberó. Me enfurecí y, con una rabia inmensa decidí, “de ahora en adelante mataré a quienquiera que me rescate”.

Eso es lo que siente exactamente un niño que ha sido abandonado. Primero piensa en lo feliz que será cuando vuelva su madre o cuando esté con un padre o una madre. Pero a medida que va pasando el tiempo y se prolonga su soledad, se enoja cada vez más y llega a fantasear la terrible venganza que caerá sobre aquellos que lo han recluido. El niño o la niña en ésta situación puede preferir no comunicarse porque su fantasía es que si se deja ir, destruirá a los padres con su represalia.

Un niño no puede aceptar conscientemente que su rabia pueda dejarlo sin habla, o que pueda llegar a fantasear con destruir a aquellas personas de las que él mismo depende tanto. Comprender esto significaría tener que aceptar el hecho de que sus emociones pueden llegar a dominarlo hasta el punto de llegar a perder el control sobre ellas, cosa que no deja de ser un pensamiento muy angustioso. Es una idea demasiado amenazadora como para que se la pueda tomar en consideración y no solo para un niño.

ANDERE, NEA Y PERU HEGAXKIN

cuentos_infantiles4Este es un sencillo cuento para apoyar la relación entre la hija biológica y la pequeña adoptada:

Esta es la historia de una niña que se llamaba Andere. Era muy espabilada y tenía mucha imaginación, quería ser una buena hija para sus padres, y lo era. Sabía solucionar los problemas que le aparecían en la vida, ¡pero que muy bien!

Todo el mundo la quería, era muy valiente y muy cariñosa.

Un día, sus padres le dijeron que si le gustaría apuntarse a algún deporte especial, y Andere pensó que le gustaría mucho aprender a conducir avionetas.

Y por fin llegó el momento de ir a la escuela de aeronáutica. Estaba muy emocionada. Sus padres la acompañaron hasta el grupo de estudiantes, entre los que estaba una niña con unos ojos muy bonitos que se llamaba Nea, Y que iba a ser su compañera para aprender a volar. También conocieron al maestro de vuelo.

cuentos_infantiles5Pasaron los días y las semanas pero a nuestra amiga Andere, que estaba muy alegre y entusiasta al principio, comenzó a hacérsele el tiempo muy laaaaaargo muy laaaaaaargo, porque ella siempre terminaba sus lecciones antes que Nea y la tenía que esperar y se impacientaba y aburría mucho.

Nea vivía con sus hermanos porque sus padres se habían tenido que ir a vivir al extranjero para cuidar de los abuelos. Nea llevaba siempre colgado, sobre su pequeño hombro, una gran bolsota con toda clase de ropas y cosas que le dejaron sus padres cuando se fueron.

Ella no enseñaba a nadie las cosas que llevaba en el gran bolso, eran secretos, el bolso pesaba mucho, ocupaba mucho sitio en la avioneta, y les hacía mucho más difícil las maniobras. Cuando estaban en el aeropuerto antes de partir al extranjero, sus padres le pidieron que prometiera que ella siempre cuidara del bolso y así lo hizo.

Desde entonces había estado tan ocupada cuidando del bolso que no había podido hacer ningún amigo.

Andere se daba cuenta de lo que sufría Nea y le daba mucha pena verla todo el día con la bolsota para un lado y otro, pero no podía evitar que le entraran muchas ganas de molestarle y meterse con ella, porque la bolsa era muy incómoda y les molestaba mucho a las dos.

Entonces sus padres le dijeron que hablara con el instructor y éste le dijo que debía pasar a un curso superior. Andere se puso muy contenta de hacer las cosas difíciles como los más grandes, pero se puso triste por Nea, porque pensaba que se quedaría sola.

Esa noche Andere tuvo un sueño muy especial en el que iba pilotando un avión en compañía de un aviador que se llamaba Peru Hegaxkin que le dijo:

Se lo dijo en el idioma de los sueños que traducido al idioma de los despiertos significa:

cuentos_infantiles6“Si sigues en el mismo curso con Nea te vas a atrasar mucho, tu puedes ir mas aprisa pero ella no, tu quieres arrastrarla a tu ritmo pero ella te arrastra al suyo porque la bolsa le frena mucho y acabáis las dos mal. Ella no puede abandonar su bolso. Andere, tu amiga necesita ver que vas por delante, necesita ver lo lista y fuerte que eres, que sabes sonreír y cantar y también tienes fuerza, ver cómo te alegras cuando tus amigos están contentos, y triste cundo los ves triste, que sabes enfadarte para defenderte en le vida, sabes compartir tus cosas con tal de que te las cuiden bien, eso es lo que ella necesita ver,…..y así aprender de ti”

Y pasó al curso superior y se dio cuenta de que ella también se sentía un poco sola y asustada.

Pero ya no le entraban tantas ganas de pelear con Nea así que a veces le acompañaba a sus clases y vio que podía tener mucha paciencia con ella. Entonces un día le confesó que a veces le tenía mucha envidia porque tenía muchas cosas buenas y sabía hacer las cosas muy bien, y porque sabía hacer que sus amigas y amigos le quisieran. Que también le gustaba mucho cómo Andere le miraba directamente a los ojos y le escuchaba siempre con mucha atención, que con ella siempre se sentía importante y que por eso quería ser su amiga.

Un cuentos_infantiles2día Nea fue muy emocionada a buscar a Andere y le dijo que por fin había recibido una carta de sus padres, que vendrían unos días a verla y que quizá pudieran llevarse algunas cosas de la bolsota.

Las dos chicas se pusieron muy contentas.

FIN
Elvira Jauregizuria y Paz Bahillo.